viernes, 7 de julio de 2017

¡¡Ha muerto Emilio Arbáizar..!!

Ayer fallecía en Vitoría Emilio Arbáizar Oregui, a la edad de 85 años.  El entierro ha tenido lugar esta mañana a las 10,30 en el cementerio Santa Isabel y el funeral está fijado para las 7 de esta tarde en la iglesia parroquial Jesucristo Resucitado, de Vitoria.
A su desconsolada esposa Blanca Gómez de Segura, hijos Iñigo, César, Anahi y Zuriñe; hijos políticos Amparo Cabrero, Angela Martínez, Andrés Mendizábal y Daniel Garzón; nietos Sheila, Alvaro, Alex y Nadine; hermanas Mari, Matilde y Charo y demás familiares, la sentida condolencia de "MIRANDA DEPORTIVA"

Emilio Arbáizar Oregui, descansa en paz, amigo...!!!


HISTORIAL FUTBOLÍSTICO
El 1º de abril de 1932 nacía en Miranda de Ebro. Comienza jugando al fútbol en el Colegio de los Sagrados Corazones junto a los Bustamante, Mediavilla, Echeguren, entre otros. Por aquel entonces lo hacía de defensa central. Pero antes de fichar por el Mirandés jugaba partidos amistosos con los rojillos y Pepe Mardones le descubre como extremo derecho. Ficha por el Mirandés en la temporada 1.951-52 y debuta con muy mala suerte, en Soria ante el Numancia, al sufrir rutura de clavícula. Su primera temporada con los de Anduva la pasa prácticamente en blanco. Mejor suerte en la siguiente pues el Mirandés, que celebra las Bodas de Plata, obtiene un tercer puesto en la clasificación. La delantera mirandesista está formada por Arbáizar, Alcalde, Del Val, Villaverde II y Villaverde III.
El 26 de octubre de 1952 en Las Gaunas de Logroño. Victoria sobre el Recreación por 1-2
De pie: Martiarena-Igartua-Valencia-Gabilondo-Alcalde-Cuartango-Villaverde II
En cuclillas: Arbáizar-Del Val-Uncilla-Villaverde III

En el Mirandés jugaba con ficha de aficionado, no cobrando ni fichaje ni sueldo alguno, cobrando de prima por partido ganado alrededor de las 100 pesetas.
La temporada siguiente, la de 1953-54, ficha por el Deportivo Alavés que milita en Segunda y aquí sí que cobra. En concepto de ficha 25.000 pesetas. Como en esa temporada ascendió el equipo a Primera División, cobró bastante de primas. En las cuatro temporadas siguientes, dos en Primera y dos en Segunda y por aquello de la retención cobró 125.000 pesetas por temporada.
Fotografiado en Mendizorroza con su amigo Grijuela, quien también jugó en el Alavés.
En la temporada 1958-59 ficha por el Real Oviedo, cobrando 225.000 pesetas. Si al finalizar la temporada las dos partes estaban de acuerdo, sería el momento de volver a negociar la ficha por la temporada siguiente. Siendo titular durante toda la temporada y rindiendo a satisfacción del entrenador y de la afición y estando para renovar por tres temporadas con mejora de contrato, surgieron una serie de problemas con el presidente y el secretario técnico Argila, tales que, de renovar contrato pasó a situación de retenido.
De pie: Alarcón-Hernández-Alvarez-Laurín-Marigil-Barea
En cuclillas: Arbáizar-Sánchez-Lage-Romero-Lalo-Amarilla
Fue traspasado al Gijón, en Segunda, dos temporadas. En la temporada 1961-62 jugo en el Cartagena (Segunda División). Jugando un partido contra el Levante tuvo lesión de rodilla con rotura de los dos meniscos que le obligó a retirarse.
En la temporada 1963-64, casi al final, regresa al Mirandés como jugador-entrenador. Fichó como jugador para comprobar si tenía recuperado la rodilla. Durante los 9 partidos que participó, marcando 8 goles, pudo comprobar que la cosa no iba bien. Nos comentó en su día que en Rentería sucedió lo que tenía que suceder, se volvió a resentir. Fue operado por el Dr. Gay. Abandonaría al actividad futbolística como jugador.
En la temporada siguiente ficha como entrenador, pero no terminó el ejercicio porque los resultados no eran buenos y por lo tanto, la clasificación, tampoco.
Arbáizar en una ocasión nos recordó que "triunfé como jugador en mi tierra, aunque por supuesto tuve mis detractores. Fracasé como entrenador. Pero lo que nadie me podrá echar en cara es mi entrega y la preparación del equipo y el trabajo realizado durante mi permanencia al frente del mismo".
Emilio Arbáizar tuvo como entrenadores a Echezarreta y Urquiri en el Alavés, Picabea en el Oviedo, Amadeo y un brasileño (no recordaba su nombre) en el Spórting, Carriega, que debutaba como entrenador, en el Cartagena y por último, aunque fue el primero, Pepe Mardones en el Mirandés.


1 comentario:

Anahí Arbaizar dijo...

Fue MUY GRANDE...era mi padre.
gracias!!!!

Publicar un comentario